Determinacion del Tono de un Sonido.





Para la determinación del tono de los sonidos se utiliza con mayor frecuencia el procedimiento de la arena. A fin de facilitar la comprensión del tópico, vamos a referimos a la sirena de laboratorio, que en esencia no es sino un disco metálico, en el cual, circunferencialmente se han practicado series de orificios distribuidos en forma equidistante. Si por medio de una manivela o rotor se imprime al disco un movimiento circular y a una de las coronas de orificios se le hace llegar una corriente de aire con alguna presión, bien pronto se percibirá un sonido, cuyo tono o altura depende de dos factores, a saber: velocidad angular con que gira el disco y número de orificios que presenta la corona.

la sirena 

Explicación. Cuando el chorro de aire encuentra un orificio, el aire se expansiona, pero en el momento siguiente experimenta una compresión para luego volverse a expansionan Las interrupciones regulares de la columna de aire, dan lugar a que se ponga en vibración produciéndose así un sonido. Entre mayor sea la velocidad con que gire el disco el número de interrupciones aumentará, lo que trae como inmediata consecuencia un sonido de apreciable tono. El tono también puede variarse en función del número de orificios; en efecto, al dar vuelta al disco se producirán tantas interrupciones como orificios tenga, por lo tanto, si se dan (b) vueltas por segundo y el disco tiene (a) orificios, la frecuencia del sonido resultante, vendrá dada por la expresión:

frecuencia f = ab

La velocidad angular o número de revoluciones por segundo, puede determinarse con ayuda de un cuenta revoluciones. El rotor que ofrece la casa Cenco para este y muchos otros experimentos permite dos cosas importantes: obtener un movimiento circular uniforme a la vez que contar con precisión el número de revoluciones por segundo.

Para determinar el tono de un sonido se procede en la siguiente forma: se produce el sonido cuya frecuencia se quiere determinar, simultáneamente se pone en funcionamiento la sirena aumentando gradualmente la velocidad del giro del disco hasta obtener un sonido de igual tono del que deseamos conocer su frecuencia, en este momento se registra la velocidad del disco y multiplicando este valor por el número de orificios que tenga la corona utilizada se obtendrá la frecuencia que se busca. Ejemplo: si el disco tiene 20 orificios y gira a razón de 20 vueltas por segundo, tendremos como frecuencia del sonido:

f – 20×20 = 400 vib/seg.

Imprimir


  • determinación del tono de un sonido

  • sonido y orificios
  • Que es la sirena de laboratorio y para que sirve fórmula y dibujo
  • ecuacion del tono de un sonido
  • Cual es el procedimiento para hallar el tono
  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario