La relatividad del tiempo





Para comprobar la relatividad del tiempo, en vía de análisis, examinemos el siguiente ejemplo: Supongamos la existencia de un tren de 5.4OO.OO0 kilómetros de longitud, que marcha a la velocidad de 240.000 km/seg. Si en un momento dado se prende una bombilla en el centro del tren y en las puertas delanteras y traseras existen mecanismos que abren las puertas cuando un rayo de luz incide sobre ellos, cabría preguntar: ¿Qué observa la gente que viaja en el tren? ¡ Quienes van dentro del tren y atendiendo a que la luz se propaga con la misma velocidad en todas las direcciones, dirán que a los nueve segundos, las puertas de los vagones delantero y trasero se abrirán simultáneamente, en efecto:

la relatividida del tiempo

Así pues, las personas que se encuentran en el andén, constatan que las puertas no se abren simultáneamente ya que primero se abrirá la de atrás y posteriormente la de adelante. De ésta manera dos eventos o acontecimientos completamente similares resultan ser simultáneos para unos y sucesivos para otros, luego tampoco el tiempo es algo absoluto.



Nadie a llegado a esta página por un buscador, todavía!

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario