Velocidad de propagación del sonido.





La velocidad con que se propaga el sonido varía de unos medios a otros, en razón de las diferencias que existen, con respecto a los factores: elasticidad, densidad y temperatura.

De manera general se puede afirmar que la velocidad del sonido es mayor, en cuanto más grande sea la rigidez del medio y cuanto menor sea su densidad.

Siguiendo un procedimiento teórico, se puede demostrar que la velocidad con que se propaga una onda longitudinal viene dada por la expresión:

v=\sqrt{E/p}

en donde E es una cifra constante propia de la elasticidad del medio, denominada módulo de elasticidad y (p) es la densidad.

El aumento de la velocidad con la temperatura, lo cual en cierto modo puede considerarse como una consecuencia de que la velocidad es mayor en medios de menor densidad, se explica fácilmente, ya que como norma general se entiende que los aumentos de temperatura producen dilataciones o aumentos de volumen en los materiales, y a consecuencia de ello tiene lugar- una disminución de la densidad.

Para determinar la velocidad del sonido se han empleado varios procedimientos, pero quizás el más conocido y sencillo, consiste en disparar un cañonazo, produciendo simultáneamente una señal luminosa.

Un observador colocado a una distancia conocida debe cronometrar el tiempo transcurrido entre la vista de la señal luminosa y el instante en que llega el sonido.

La distancia a que se halla el observador, dividida por el tiempo cronometrado, da con bastante precisión la velocidad buscada.

Imprimir


Nadie a llegado a esta página por un buscador, todavía!

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario